sábado, 17 de enero de 2009

Yo me iré volando

Siento desilucionarlos, pero yo no falleceré
no hablo de no rendirme, ni doblegarme ante la adversidad
no es marketing, ni frases gastadas de consejos que no has pedido
es que yo no me voy a morir

Más que la expresión de una voluntad férrea
o la loca ilusión de poder vencer los límites que nadie ha logrado
ni vaticinar una juventud inexorable, una vejez inextingible
una eternidad viviente o el capricho de un presidente

Un día, no cualquiera, en el que ya no pueda estar aquí
porque de querer, no sé, hay días en que quisiera dejarme ir
sacaré las alas, les diré adiós y miraré al cielo
porque yo me voy a ir volando

Diséñame un cohete, lánzame como un falso satélite,
dispárame al cosmos grandote, ilimitado
veme brillar en la oscuridad de lo que no se ve
en la que vagaré, sin terminar nunca de exisitir,
no me dejes morir

Mientras tanto, te tengo a ti,
y eso, infinitas veces, hace que valga la pena vivir,
le da más sentido a estar aquí,
sublime ángel terrestre.

2 comentarios:

Maily dijo...

venezolanísimo
poesía que me recuerda a lo cantado y dicho popularmente.
me gustó este, sobre todo porque me deja leerlo como me da la gana :)

Jeanfreddy El Irresponsable dijo...

Un bien largamente buscando y muy preciado, las múltiples lecturas. Y si, venezolanísimo :)